Coaching

El coaching es una metodología que consigue el máximo desarrollo profesional y personal, dando lugar a una profunda transformación, para así conseguir los mejores resultados. Distinguimos tres niveles: personal, ejecutivo y empresarial.

Coaching personal

El coaching personal va dirigido a las personas que quieren mejorar algo en su vida. Es importante la toma de conciencia y el compromiso con uno mismo para realizar un cambio. Hay cambios que podemos hacer solos y otros que se nos resisten. Sin consejos ni juicios, sólo a través de preguntas y con las herramientas adecuadas podrás conseguir tus objetivos tomando tus propias decisiones.

Coaching ejecutivo

El coaching ejecutivo permite alinear la visión, misión y valores del directivo con los de la compañía. Le ayuda a encontrar su "Para qué". Cada profesional debe ser consciente e identificar sus fortalezas, debilidades, obstáculos a superar, y gestionar los cambios necesarios para alcanzar sus metas y objetivos profesionales.

A lo largo del proceso descubrirá sus miedos, excusas y creencias que le están limitando, y con la ayuda del coach encontrará su propio camino, incrementando su motivación y rendimiento laboral.

Coaching empresarial y de equipos

El recurso más valioso de cualquier empresa son sus empleados, las personas son la base para conseguir buenos resultados y alcanzar el éxito.

¡La felicidad es productiva! Por lo que conseguir equipos motivados e implicados en los que cada trabajador aporte entusiasmo, valor y experiencia es el mejor camino al éxito.

La finalidad del proceso de coaching es acompañar a los equipos de trabajo para desarrollar e incrementar su rendimiento, para lograr una mayor cohesión y unidad entre sus miembros, para mejorar la comunicación, la confianza, la coordinación y la gestión de quejas y conflictos.